Hacer un mantenimiento anual a tus embarcaciones no sólo es una inversión en seguridad, sino que también es una responsabilidad. Es por esta razón que se vuelve imprescindible destinar al menos un 10% del costo del navío en este servicio para que todos los elementos, ya sea la grillería náutica de acero inoxidable, las velas e incluso la pintura estén en condiciones aptas para afrontar un nuevo ciclo de navegación.

¿Qué elementos de la embarcación debo revisar y/o cambiar?

En principio, la mejor época del año para iniciar este tipo de procedimientos es el invierno, ya que se trata de una instancia en la que la mayor parte de la flota se encuentra en puerto. Entonces, una vez que inicies la revisión, detectarás que hay elementos que sólo deben retocarse mientras que, por el contrario, otros deben ser arreglados o reemplazados en su totalidad. Es en este punto que hay que comprender que ciertas zonas de la embarcación habrán tenido un desgaste mayor que otras por la función que cumplen.
A continuación te señalaremos algunos de los elementos que sí o sí tendrán que ser chequeados, pues es probable que su vida útil se haya acabado en la última temporada:

GRIFOS DE FONDO: Son válvulas especiales, fabricadas mayoritariamente en acero inoxidable, que permiten regular el agua de mar que se emplea para refrigerar el motor de la nave o para otras actividades, como la cocina y la limpieza.
BOCINAS: Cambia su nombre de acuerdo a su ubicación. Básicamente, se trata de un protector de metal para la hélice y el ancla, entre otros.
LIMERA: Se trata de una abertura diseñada específicamente para el timón.
MOTOR: En este espacio el trabajo será mucho más minucioso, puesto que hay que llevar a cabo todos los cambios de aceites y filtros, controlar el funcionamiento de las bombas y correas y demás. Ante cualquier duda, siempre seguir las instrucciones de fábrica.
VELAS Y JARCIA: Todos los tensores, cabos y elementos necesarios que hacen al correcto funcionamiento de las velas.
CADENA DEL ANCLA Y GRILLETES: Si bien la cadena de acero inoxidable puede ser un poco más costosa, también es la más recomendable, pues su desgaste es mucho más lento. Por otro lado, los grilletes para la misma sí o sí deben ser de acero inoxidable.
Después de verificar todos los objetos anteriormente nombrados, lo que resta es pintar, mandar a revisar los artículos salvavidas y reponer todos los kits de pirotecnia que se hayan vencido (bengalas, cohetes, humo).